Volver a historias

Mi sueño hecho realidad

Antes de contar mi historia quiero agradecer a la clínica Ginemed de Sevilla por hacer mi sueño hecho realidad. A mi doctor Manuel y a mi coordinadora Pachi por estar siempre hay y ser unos grandes profesionales.

Nosotros como cualquier pareja quería formar una familia. Cuando nos pusimos a ello vimos que no lo conseguíamos. Yo como tengo ovarios poliquisticos sabia que podía ser uno de los motivos no llegaba el positivo.

Siempre he tenido la menstruación descontrolada y en su día me dijo el ginecólogo que el día de mañana me podría costar mas trabajo de ser mamá.

Un día decidimos ir a una clinica para hacernos las pruebas y ver que solución podíamos dar al problema.

Esa clinica fue una verdadera decepción, una estafa. Me hicieron muchas pruebas a las cuales tenia que ir a distintos sitios ya que ellos no tenia clinica propia; solo oficinas.
Los resultados fueron supuestamente que mi pareja no tenia los esperma bien, que lo tenia deformes y de muy mala calidad. Que por forma natural nunca me podría dejar embarazada. Imaginaros el gran golpe que fue para él esa noticia.
Me aconsejaron la fecundación in vitro y seguimos para delante. Hasta que un día fue a una cita en una de las clínicas que trabajaban ellos y me dijieron que no me iban a tender, que ya no iban a recibir a ningún paciente mas de dicha clinica que yo venia.

Fue tan duro ese golpe,nos vimos perdidos, estafados, solos..... hablamos con dicha clinica y me devolvieron el dinero.

Despues de eso no nos rendimos, una amiga me hablo de la clinica Ginemds y decidimos intentarlo.
Bendito sea el dia que me hablo de esta clinica, fuimos alli y la atención fue increible. Desde el primer día nos sentimos super arropados y seguros.

Nos hicieron todas las pruebas y la sorpresa fue que el problema era por mis ovarios y que tenia la vitamina D muy baja. Esta vitamina es super importante para la fertilidad. Mi pareja no tenia problena ninguno con sus esperma.

El tratamiento para mi personalmente lo lleve muy bien. Habia escuchado tantas cosas malas de estos tratamiento, que si son muy fuertes, que te vuelves mas agresiva, que si engorda........ todas mentiras.

Llego el gran día de la implantación, con muchos nervios,mucha ilusión. Y gracias a dios nos fue fenomenal, no es nada doloroso.

A los diez días no dieron la gran noticia de que íbamos a ser padres y a la primera.

Hoy puedo decir que tengo a mi bebé conmigo, y soy la mujer mas feliz del mundo.
Tiene doce días y todavía no me lo creo que este en casa con nosotros.

Solo quiero deciros que no os rindais, que lucheis por vuestro sueño. Por muy duro que sea el camino, mas bonito es la meta.

Unidad de Reproducción Asistida Ginemed Sevilla


Grado de satisfacción con Ginemed